«

»

Mar 15

Tu nueva casa con impresión 3D

Imprimir el diseño de tu casa

¿Qué te parecería ver tu futuro hogar como si fuese una casa de muñecas?
Imaginate que puedas hacer miniaturas de los enseres con tu impresora 3D. Sería una gran ventaja poder cambiar de sitio los muebles tantas veces como quieras cogiendolos con los dedos. Y además podrías mirar como encajar esa cama doble que quieres comprar en Ikea con las dos mesas de noche que ya tienes.

Eso fue lo que se le ocurrió a Craig Broady, un ingeniero de Formlabs, una empresa de desarrollo de impresoras 3D.

mobiliario-3d

Este artículo fue publicado originalmente en https://engineering.formlabs.com/i-made-a-tiny-town-and-so-can-you-3d-printing-my-future-apartment-8e4b93be10b6#.tqxowo3vf

Craig tenía que mudarse a un nuevo apartamento que era más pequeño que en el que vivía. No sabía si le cabrían los muebles que necesitaba. Además el nuevo apartamento tenía paredes en extraños ángulos, con lo que todavía se complicaba más la disposición de los muebles.

Más que medir y dibujar en programas de diseño asistido por ordenador (Cad) todo el apartamento y los muebles, a Craig se le ocurrió hacerlo un poco más real. Así que con la ayuda de una impresora 3D se fabricó un mini apartamento.

Creando el espacio

Lo primero que hizo fue medir todo el apartamento. Tomó las medidas de cada habitación, así como la localización de puertas, ventanas y estufas. Luego trasladó todas las medidas a Onshape, un programa de diseño open source (gratuito para uso personal).

A partir de los esbozos 2d que obtuvo con el programa Cad, creó dibujos a escala 1:25 que exportó como ficheros DFX (un tipo de formato que soportan todos los programas Cad).

Haciendo las paredes

A pesar de que podía crear las paredes utilizando también una impresora 3d, Craig utilizó una técnica un poco más rudimentaria. Utilizando los planos del apartamento, cortó piezas de cartón corrugado del tamaño de las paredes. Luego las unió utilizando una pistola de silicona térmica.

paredes-3d

Imprimir los muebles

Craig encontró que lo difícil era imprimir las primeras réplicas de los muebles. Después de unas cuantas impresiones le resultó muy fácil añadir detalles como gavetas, pomos,etc.
Una vez que hizo un inventario de los muebles que le podían hacer falta, lo siguiente era tener las medidas. Se metió en la web de la tienda de muebles y copió las dimensiones del mobiliario que estaba considerando comprar.

A partir de esas medidas, creó modelos en el programa CAD. Aparte de escalarlos a una medida 1:25, los hizo huecos, de forma que cada superficie del mueble solo tuviese entre 3 y 5 mm. Por último exportó los ficheros a un programa que le permitía traducirlos en archivos listos para imprimir.

muebles-3d

Moviendo los muebles

Una vez que tuvo impresos en 3D todos los muebles, Craig empezó a moverlos de un lado para otro hasta encontrar la mejor manera de combinarlos. Por supuesto que podría haberlo hecho con un programa CAD o incluso con un simple programa de dibujo. Pero no habría sido igual de divertido ni el resultado tan impactante.

Imprimiendo los cuadros

Para afinar aún más el nivel de detalle, Craig incluso imprimió en una impresora normal 8de papel) los cuadros que quería colocar en las paredes. Al final, el ingeniero obtuvo una réplica de cómo podía quedarle su nuevo apartamento.

cuadros-impresion

Maquetas 3 D en arquitectura

Aunque pueda parecer un exceso de trabajo para personas que tenemos algunos conocimientos de CAD o diseño gráfico, esta forma de diseñar casas puede tener mucho sentido en despachos de arquitectura. Para un cliente no es lo mismo ver un proyecto en dos dimensiones que contemplar de una forma impactante como puede quedar su nuevo hogar.

Los muebles 3D de Ikea

Una vez que tenemos diseñado nuestro nuevo hogar, es posible amueblarlo con muebles que también fueron creados utilizando la tecnología 3D. Al menos eso es lo que nos propone Ikea con una silla creada con la tecnología de bordado en 3D.

silla-3d

Tecnología de bordado en 3D

La tecnología de bordado en 3D hasta ahora se ha utilizado en la confección de prendas de vestir. En lugar de utilizar los clásicos materiales textiles como el algodón o el poliéster, la tecnología de bordado 3D, permite la utilización de una inmensa variedad de materiales, principalmente polímeros plásticos.

La silla de Ikea

La silla hecha con bordado 3D es ligera y con un diseño minimalista. La fabrican en dos colores diferentes (rosa o gris) y consiste en un material bordado 3D que se ensambla sobre son soporte de acero (que no está impreso en 3D). Según cuentan lo que la han probado, la silla es realmente cómoda.

Para Sarah Pager, diseñadora responsable de esta innovadora silla,
“En Ikea hemos sido bastante curiosos con las posibilidades de la técnica en bordado 3D. realmente puede ser una forma inteligente de producir mobiliario, debido a que puede ser completamente automatizado y producido en cualquiera de nuestras tiendas para combinarlo con cualquier tipo de material”

Ikea confia que la impresión por bordado 3D pueda ser una nueva forma de manufacturar sus productos. La tecnología detrás de esta silla consiste en una impresora de bordado que puede transformar cualquier diseño digital en un mueble real, aunque tenga formas complicadas.
Una de las grandes ventajas de esta tecnología es que con los materiales que se utilizan pueden crearse muebles muy resistentes y confortables.

Quien sabe. En un futuro próximo es posible que el almacén Ikea no exista ninguna caja conteniendo muebles y tornillos de complicado ensamblaje. Quizás te lleves los muebles ya personalizados y ensamblados después de que hayan sido fabricados en el mismo sitio.